Sadako vs. Kayako (2016)

139

¡Vista en 4D!
Tomando ejemplo de esa peli tan entretenida que es Jason contra Freddy, los de Kadokawa, después de reinventar la franquicia de The Ring como una saga autoparódica y de cachondeo con las de Sadako 3D (sin mucha suerte) y quemar la de Ju-on, cogen y no se les ocurre mejor cosa que enfrentar a los fantasmas de su compañía. Y lo mejor de todo es que ha sido un aciertazo: Se han dejado del pitorreo de serie B de las de Sadako 3D y lo seriote y denso de las primeras de ambas sagas herencia de Hideo Nakata y Takashi Shimizu (admitámoslo, herencia caduca y pasada de moda) y han tirado por una mezcla entre terror teen, aventura sobrenatural e incluso, concretando, de Pesadilla en Elm Street (buscar un medio para acabar con un asesino intangible que acecha constantemente).
La peli empieza muy fuerte y con un ritmazo de aupa. De las dos tramas, la de la cinta y la casa maldita, se lleva más metraje la de Sadako, pero los momentos de la casa, con Kayako y el hijoputa de Toshio son de aplauso.
Sin embargo, en el segundo acto, el interés pega un pequeño resbalón. Se presenta a una especie de John Constantin que exorciza mediante jutsus y su compañera, una niña ciega que puede ver espíritus. El concepto de estos personajes queda cojonudo por escrito, pero luego en la peli se quedan un poco a medio camino. Una pena.
Afortunadamente, la peli toma impulso de nuevo en el último tercio de cara al enfrentamiento prometido desde el propio título. El cómo consiguen enfrentarlas convence y la resolución y escena final son difíciles de prever, así que la sorpresa se agradece mucho.
El 4D, muy bien invertido. No es la montaña rusa constante de BvS, pero los sustos están la mar de conseguidos. Ese gato que pasa y sientes algo en las piernas. O el viento que sopla cuando están frente a la casa. Las apariciones con golpes en la espalda. Y ya cuando te chorrean la cara con agua en plena matanza es un cachondeo. Además, apoyan ciertos movimientos de cámara (paneos o travellings) con movimientos de la silla que hacen que metas más todavía en la peli. La parte donde tienen que esforzarse más es en los olores: Cuando hacen que huela a moho y a cerrrado en la casa lo consiguen, pero hay una escena de cafetería donde intentan que huela a café que parece que se están tomando el agua de fregar los platos.
También hay algo que me ha hecho disfrutar más la peli: Detrás mío había un grupo de colegialas en la edad del pavo y no paraban de gritar y reirse en cada susto. Siendo los japoneses tan saboríos en el cine, esto es lo más cercano a ver la peli en un ambiente de festival español de esos que tanto disfruto.
Tal vez mi juicio está siendo muy amable influido por el 4D, pero supongo que los que la veáis en Sitges este año la gozaréis igualmente. No os la perdáis.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s